Chaves

Chaves
"Andar y contar es mi oficio"

lunes, 15 de mayo de 2017

Algunas "Cartas imaginarias" de 1º de Bachillerato C


Carta a mi yo del futuro

Querida yo del futuro, espero que tengas el suficiente tiempo libre ahora mismo como para leer esta carta. ¿Cómo estás? Habrán pasado muchos años, y probablemente seas muy diferente a como soy ahora, aunque nuestra esencia será la misma.
Ahora mismo me pregunto muchas cosas sobre lo que serás, sobre como habrás evolucionado, qué habrás aprendido, cuántas cosas habrás hecho. También espero muchas cosas de ti y por lo tanto de mí que no sé si habrás cumplido, o si se habrán quedado en el olvido. Como no te acordarás de todos los pensamientos que rondan en mi cabeza ahora mismo, te los dejo por escrito para que el día que lo leas, recuerdes de dónde vienes. 
Tengo 16 años y estoy deseando cumplir 17, es lo que tiene nacer a finales de año, seguro que te acuerdas de tus ansias por no parecer tener un año menos. Aunque probablemente eso se te haya pasado y ahora te encante tener un año menos. Me pregunto qué carrera habrás escogido finalmente, ¿serás pediatra y curarás a los niños que tanto te gustan? ¿estarás investigando la cura contra el cáncer? ¿o habrás elegido otra cosa totalmente diferente a lo que me planteo ahora mismo? 
Otra de nuestras pasiones, el baile, ¿volviste algún año a bailar? O puede que te hayas decantado por la música y el canto. Siempre quisimos desde que éramos pequeñas triunfar en algo artístico, ¿o no recuerdas cuando bailábamos delante de todos sin ninguna inseguridad creyendo que lo hacíamos perfecto? ¿o cuándo cantábamos sin pensar en lo que dirían los demás? Quizás recuerdes esa canción que escribimos con 7 años. Después fuimos creciendo y los miedos se apoderaron de nosotras. 
Ahora mismo espero algo de la vida, dime que has dejado de esperar y has hecho todo lo que has querido, dime que no has dejado que los demás influyan en tus decisiones. Dime que te rodeas de gente buena, que por fin has encontrado a ese alguien por el que no dudarías ni un instante, porque ya sabes lo indecisa que soy para todo, ¿o no te acuerdas? 
Tengo otra pregunta muy importante, ¿eres quién quieres ser? Porque lo demás es completamente irrelevante al lado de lo que me interesa, ¿eres feliz? Espero que así lo sea, quizás tenga muchas expectativas en ti, pero quiero que recuerdes que esas mismas eran las que te pensabas cuando tenías 16 años y toda una vida por delante, confío en mí y en ti, y sé que lo habrás conseguido.

Elena Torres



A mi yo del futuro

Hola Alonso,

Te escribo para que sepas que pienso  sobre mi futuro, y tal vez, acierte. Para eso necesito que prestes un poco de tu atención en mi carta.

Como ya bien sabrás, el abuelo Nica, nació en el norte de España y tuvo que venir a vivir a Sevilla por temas de trabajo, lo normal en la época. Bueno, el abuelo conoció a la abuela en una cafetería de carretera, y con un poco de suerte nació Mama. Más tarde, ella conoció a Rafael, el cual venía de Córdoba ya que le destinaron aquí en Sevilla para trabajar. Finalmente aparecí yo en esta historia. Sabemos como comenzó todo, pero yo no conozco como sigue nuestra historia, tal vez tu sí.

Tengo un par de dudas en este momento, quizás tú puedas ayudarme. Me pregunto si finalmente habré podido alcanzar esa carrera universitaria tan deseada desde chico, o si con el tiempo, las cosas hayan cambiado, o incluso yo haya cambiado con las cosas.

Mi única duda sobre mi futuro, tal vez no tan importante para ti, pero, ¿merece la pena ilusionarme sobre mi futura vida?
Desde siempre me han pintado la vida de tal manera que la niñez siempre es mejor que cuando somos adultos pero yo quiero pensar que eso no es verdad. Yo quiero pensar que eso es una falsa, y que mi yo del futuro sea capaz de valorar esas pequeñas cosas que ahora tengo pero que algún día perderé.

No quiero que respondas, solo quiero que me recuerdes.

Alonso.

Alonso Pérez

Blog de LCL  


La cápsula del tiempo


 He de decir que siempre me ha fascinado la historia porque hasta de un árbol se puede contar algo; ya sea uno recién plantado o de mil años, todo tiene un pasado.
Cuando era pequeño siempre le preguntaba a mi abuelo que de dónde venimos, que cómo hemos llegado hasta aquí, y le pedía que me enseñara fotos de cuando él era joven.
Él siempre me contaba una de sus muchas historias, como la de mi bisabuelo, un soldado francés que tras la guerra vino a España buscando una vida mejor; o sobre cómo conoció al amor de su vida, mi abuela, o el nacimiento de su primera hija, mi madre.

Por eso cada vez estoy más  convencido de que debo dejar algo de mi pasado, por si alguien se pregunta como fui yo, al igual que yo me he preguntado como eran otros; y esa es la única razón por la cual he decidido dejar esta cápsula del tiempo junto  con esta carta que explica el significado de cada una de los objetos que contiene.

En primer lugar, el objeto que con el que más me identifico es mi camiseta de baloncesto favorita y, no solo porque es mi deporte preferido y es la de uno de mis ídolos, sino porque fue el primer regalo que me hizo mi primera novia, se trata de la persona que más me ha marcado desde muy joven.
En segundo lugar mi corbata favorita, un regalo de mi abuelo cuando tenía doce años, y ésta se convierte en un objeto tan especial porque en mi familia se dice que una vez que llevas corbata  empiezas a dejar la niñez para dar paso a la edad adulta.

A continuación está el primer dibujo que me hizo mi hermano cuando éste tan solo tenía tres años, se trata  del dibujo de nuestra familia, y en el mismo  se ve reflejado desde la inocencia de mi hermano pequeño el vínculo que tenemos, a mi me retrató como un chaval fuerte y muy alto y con mi balón.
No quiero dejar en el olvido a  mi balón de baloncesto firmado por todo mi antiguo equipo, para mi este balón es como si tuviera  vida y cuando lo miro todavía puedo escuchar nuestro grito de guerra antes y durante los partidos a la señal de nuestro  entrenador.

Por ultimo, no podía faltar en esta maravillosa vuelta al pasado  mi armónica, el objeto con el que posiblemente más tiempo haya pasado, desde mis primeras notas agudas y chirriantes, que todo el mundo se espantaba de oír,  hasta  las primeras canciones que con el tiempo he conseguido aprender gracias a muchas horas de entrenamiento.

Jose Alejandro Martínez 

Blog de LCL 

Fotografía: Marta Gil

Queridos padres:

Escribo esta carta con motivo de agradecimiento, ya que, si todo ha salido correctamente, habré decidido la carrera en la cual continuaré mis estudios, dentro de poco más de un año. El incontable apoyo que he recibido por vuestra parte me ha ayudado considerablemente a esforzarme cada vez más.
Considero imprescindible el apoyo familiar en estos casos, y más aún si ambos son/han sido profesores, ya que conocen más que de sobra el tema. El hecho de estimular las ganas de aprender a alguien desde pequeño, influye en la posterior actitud frente a los estudios que adoptará conforme crezca. Por ello, pienso que habéis conseguido este objetivo.
Aún quedan varios años de estudio, en los que pienso “mejorar” aún más, por decirlo de alguna forma.
Espero haceros sentir orgullosos de mí en un futuro no muy lejano.

Un fuerte abrazo

Miguel Ángel

Miguel Ángel López



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario