Chaves

Chaves
"Andar y contar es mi oficio"

jueves, 28 de mayo de 2015

Historias mínimas II

Se venden ataúdes recién salidos del agujero.
(Isabel García. 1ºF)

Estoy acariciando las nubes desde el suelo.
(Natalia Oliva. 1ºF)

Me encontraba en las nubes donde cada paso era un sueño.
(Celia Portillo. 1ºF)

El libro tenía portada pero la portada era invisible.
(Aarón Gata. 1ºF)

Todos los camareros se llaman Perdona. 
(Francisco Javier Parrado. 1ºF)

Como si de magia se tratase, los platos del desayuno comenzaron a moverse. Les siguieron las lámparas, los muebles, el suelo…¡ EN UN ABRIR Y CERRAR DE OJOS HASTA EL SUELO PARECÍA TAMBALEARSE!
Yo no caía en la cuenta. Me aferré al sofá en un ademán de mantenerme lo suficientemente estable, y en ese preciso instante algo de claridad me nubló totalmente el pensamiento.
¡NISHESH!
¿Estará Katmandú lo suficientemente lejos para que aún pueda volver a verte? Quizás sí, quizás allí no se ha sentido…
¡Anda ya!, señora, que este es Dinamo, y esto es Discovery Channel
Pero…¡si parecía real!
Joder, está usted más perdida que la embajada española… 
                                                                                                   (Alejandro Rizo. 4ºA)

Mariano Rajoy
Hubo una vez un hombre con principios y metas ambiciosas pero los cambió por falsas esperanzas y una tijeras enormes.
                                                                                        (Francisco Javier González. 4ºA)





Pies en polvorosa (Álvaro de la Torre. 2ºF)

lunes, 25 de mayo de 2015

Hooligans ilustrados en el Chaves Nogales

La editorial Libros del K.O. tiene una colección llamada Hooligans ilustrados en la que reconocidos autores (como Enric González, Manuel Jabois, Ramón Lobo, Quique Peinado o Antonio Agredano) hablan de su experiencia como exacerbados hinchas futbolísticos de una forma tan personal como literaria.

El curso que viene estos libros formarán parte del itinerario lector del centro y, entre las tareas que demuestren el aprovechamiento de la lectura, nuestros alumnos deberán realizar crónicas similares, tomando estas como modelo pero tratando de desarrollar su propio estilo.
Este año hemos incluido esta actividad de forma indirecta, gracias a la colaboración de hooligans docentes que han prestado sus propios libros y aquí tenemos las primeras muestras de nuestros voluntariosos, valientes e ilustrados primeros conejillos de indias:

Reseña de Marchito azar verdiblanco de Antonio Luque, 

por Álvaro Cobo (3ºD)

 

En general, el libro es muy corto por lo que no se puede contar mucho, este libro trata del partido a partido de los béticos.El autor cuenta cuando él era chico cuando iba al estadio Benito Villamarín con su padre a ver los partidos del Real Betis y que iba equipado con todo bufandas,banderas… Y que cuando algún espectador del partido le decía algo sobre la bandera ahí estaba su padre para defenderlo y formar una trifulca (sin golpes, solo discusiones) y para que eĺ pasase tanta vergüenza.
Este libro también  habla de los estilos de juegos que  había  como el de Messi (ágil,pequeño y malabaristas).
Habla de Don Manué (Lopera, ese hombre que empezó no siendo nada y cada vez más y más, hasta ser destituido como presidente del Real Betis) y con su gran comparación, Del Nido.
Este libro incluye las rivalidades entre Sevilla y Betis, y también con los equipos andaluces (Málaga,Recreativo,Granada…).
Habla de ese maravilloso año en el que el Betis se proclamó campeón de España y entró en la liga de Campeones pero fué descalificado en la “Liguilla” frente al Chelsea de “Mou”  perdiendo así el Betis en Stamford Bridge 4-0, y que luego el Betis con el campo abarrotado ganó por 1-0,pero igualmente fué eliminado.
También incluye las previas de los partidos como beber o comer…

En mi opinión, este libro me ha encantado ya que soy de ese GRAN equipo que es el Real Betis. Por eso, se me ha hecho muy corto pero a la vez lo ha explicado todo con mucha eficacia.
Lo recomiendo para todos los aficionados del Betis y, en general, del fútbol o de los libros. Y ya si te gustan las tres cosas...

Reseña de Yonkis y gitanos de Ramón Lobo

por Álvaro Ruiz (2ºB)



En realidad, la obra de Hemingway es un gran críptico sobre la historia sevillista. Y quien diga lo contrario, o se lo dijera a cierto chaval que vio a su equipo bajar con 16 años y ahí quedó tullido de la cabeza para siempre, miente o es un imbécil. Si no fuera así, ¿qué simboliza entonces el leopardo congelado en las nieves perpetuas del Klimanjaro, sino el título de Liga que nunca podremos alcanzar mientras morimos de gangrena a pocos pasos de él?




Mi padre algecireño, mi madre de Melilla, mis abuelos santanderinos y de LLeida… Os preguntaréis: ¿por qué soy del Sevilla ? La respuesta es mi gran vecino JAJA. 
Durante los primeros años no tenía ni idea de lo que era el fútbol ni el Sevilla y venía gente a mi casa que yo no conocía sin saber porque, yo me preguntaba:  ¿qué será esto?… mi hermano que sabía un poco mas de esto me decía:  ¡ÁLVARO, EL SEVILLA ES CAMPEÓN DE EUROPA!. Yo le miraba y seguía con mis playmobils, a los años ya empecé a ver lo que era este sentimiento , no me perdía ningún partido, viviendo esto de otra forma (disfrutando, llorando, riéndome de los béticos, cantando ,emocionandome etc...) de pequeño le preguntaba a mi hermano: ¿qué es el sevillismo? … y me contestaba alvaro ya lo sabrás de mayor cada uno siente una cosa.
Ahora entiendo qué es esto y cada dia pienso: bendito sea ese vecino que me hizo sevillista... y bendito sea Ramón Lobo por haber escrito esta obra.
Yonkis y gitanos me parece un libro muy interesante que merece la pena leer … jamás había visto un libro como este, en el que el narrador te diga sus sentimientos sobre un gran club como este de forma tan divertida: sin duda mi libro favorito .
Me parece muy bueno porque dice exactamente lo que pienso, lo que siento. Que yo sepa, no tiene ningún fallo.
Lo veo muy muy completo y lo recomiendo a todos los sevillistas (¡y a los béticos!)y a todos mis compañeros en general (aunque no les gusten los libros, este es diferente).

 Magia ante mis ojos. Crónica de un Barça-Sevilla, por Laura Morillo (3ºD)

Un encuentro con la expectación típica de los partidos contra equipos grandes sumado a que nos jugábamos mantener o no el Nervión como templo infranqueable... A esto le añadimos que yo volvería a ver a Rakitic en directo. Y que iba a ver al jugador más grande que he visto jugar; Messi. Y que también estaría, por si fuera poco, el jugador que con pequeños pasos se iba ganando mi ciego apoyo, Krychowiak.
 Sí, mi top 3. Ante mis ojos. Magia.
 Magia que no quise ver al principio, porque empezó mal para el Sevilla.
De hecho, el primero fue un gol con historia: nunca antes mi tío se había enfadado así conmigo. Se enfadó por un corte de manga a un culé que estaba detrás nuestra y que se lo buscó. Vamos, es mi territorio. Territorio rojiblanco, no blaugrana.
Ocho minutos tardó el Sevilla en volver a marcar. Banega. Golazo. Aunque qué más daba si de todos modos, si no volvíamos a marcar no era ningún punto. Qué más daba, si seguía peligrando la perturbabilidad de nuestro estadio.
Los nervios crecían y crecían a medida que los minutos de los marcadores se acercaban peligrosamente al 90. Aunque yo seguía con la fe en mi equipo. Como siempre. Como debe ser.
Aparte de los nervios, otra cosa que es importante nombrar, es como Krychowiak demostró una vez más ser un jugador con un perfil sevillista, un perfil guerrero, da igual uno que otro; son sinónimos. Como, incluso teniendo una amarilla, incluso jugándose la roja, persiguió a Messi, y no sólo le alcanzó. Le superó. Se tiró. Se la quitó. Y limpiamente.
Poco a poco se generaban cada vez más y más oportunidades, y alguna tenía que ser la definitiva. Minuto 84, como a nosotros nos gusta, apurados, sufriendo, con su alivio posterior. Gameiro.
Y después del partido vi como Rakitic fue Iván, el grande. Iván, el croata sevillano. Iván, el que nos quiere. Iván, al que queremos.
Recuerdo que ese día dormí genial: entre cánticos del Sevilla, magia de Messi, grandeza de Rakitic, humildad de Iván y valentía de Krychowiak.
Y sabiendo, que, un sábado más, y con un empate que sabía a victoria, Nervión seguía siendo la torre que ningún equipo derrumbaba.
Aunque eso cambiara al no demasiado. Pero eso es otra historia que contar (o no, porque para qué recordar esas cosas).

La venganza es un plato que se sirve frío.Crónica inventada de Emilio Barbosa (2ºB)
  
                                     
Goles: 0-1 Bacca (5') 1-1 Ruben Castro (21')
2-1 Ruben Castro (30') 3-1  Jorge Molina (p) (33') 4-1 Rubén Castro (41') 5-1 Dani Ceballos (54')  6-1 Jorge Molina (63') 7-1 Varela (69') 8-1 Rubén Castro (74') 9-1 Jorge Molina (82') 10-1 Dani Ceballos (89') 11-1 Rubén Castro (90+3)
Alineación Betis: Adán, Molinero, Jordi Figueras                                    
(Perquis 75'),   Hector Rodas, Varela, Xavi Torres    
(Pacheco 69'), Dani Ceballos, Lolo Reyes ( N'Diaye 50') Kadir, Jorge Molina, Rubén Castro
Alineación Sevilla: Beto , Tremoulinas, Coke, Nico Pareja,
Carriço, Iborra (Barbosa 32') Vitolo  ,
Denis Suarez (Deulofeu 45')
Krychowiak (M'bia 51'), Bacca, Gameiro.
Arbitro: Muñiz Villate. Expulsó por roja directa a Beto (32')
Bacca (35'), Gameiro (39'), Barbosa (41') y Unai Emery (55')
Amonestó a los sevillistas: Vitolo,
Denis Suarez, Deulofeu , Nico Pareja, Tremoulinas,
Coke, Carriço y M'bia.
Amonestó al bético Lolo Reyes.

Incidencias: 50.714 espectadores en el Benito Villamarín.

Loco partido en el Benito Villamarín de esta tarde de mayo de 2016, en el que el Betis ganó al Sevilla por un sorprendente 11-1. El partido se puede resumir en 3 partes: gloria, decadencia y muerte súbita.
La primera duró los 5 minutos iniciales justo al empezar el partido. El Sevilla jugaba como debe jugar un equipo clasificado para la Europa League o la Champions. El Betis en cambio perdía el balón fácilmente y, a los cuatro minutos, esa primera parte culminó con el gol de Bacca en fuera de juego, que no señaló Muñiz Villate. A partir de ahí empieza la decadencia de juego del Sevilla, que entre que perdían y regalaban balones al Betis y que apenas rondaron la portería rival, aquellos 25 minutos fueron un trailer del resto del encuentro. El Betis empató en el minuto 21 con Rubén Castro desde la frontal del área y nueve minutos después, otro gol del mismo autor a puerta vacía hizo que el Betis remontara. Ahí comenzó la tercera parte, la muerte, porque tras marcar Castro, Beto, que no tenía su día y que tenía un humor de perros, le pegó un cabezazo a Jorge Molina. Resultado: expulsión, suspensión durante tres jornadas y penalti para el Betis, que transformó Jorge Molina, ya con Barbosa en la portería. (Emery tuvo que sacrificar a Iborra para dar entrada al argentino). En el minuto 35 Xavi Torres hizo una falta a Bacca y éste, se encaró con él y le agredió. Resultado: expulsión y suspensión durante seis partidos. Minuto 39, Gameiro empuja a Varela sin nigún motivo hacía la zona de protección del estadio. Resultado: expulsión y suspensión durante 2 partidos. Misión cumplida, debió pensar irónicamente el Sevilla que además de estas tres expulsiones de peso, se le sumó la de Barbosa, que al despistarse sacó con los puños el balón fuera del área. Tras la expulsión del guardameta se puso en la portería Vítolo, que no pudo empezar de peor forma: la falta botada por Molina se estrelló en el palo y el rechace lo caza Castro, marcando el 4-1 a puerta vacía. En la segunda parte, Dani Ceballos marcó desde el centro del campo y Emery se encaró con el trencilla, llegando el primero a propinarle un empujón que se saldó con la expulsión y sanción durante tres partidos del mister sevillista. Tras eso, el Betis decidió vengarse de las goleadas sevillistas y humilló, vapuleó, maltrató y remató al Sevilla con una espantosa cantidad de goles, entre la que cabe destacar la volea desde más de treinta metros de Varela, y el gol de Castro, el cual, tras regatear al portero, le esperó en la línea de meta, cara al arquero, y cuando le iba a quitar el balón, metió la pelota en la red de un taconazo.
Este gol (el 11-1) fue el momento en el que el Sevilla se rindió al Betis por primera vez, en mucho tiempo: y es que la venganza es un plato que se sirve frío.

9 de mayo de 2006: el día que cambió nuestra historia

(Crónica del primer título de UEFA del Sevilla, por Julio Neyra, de 3ºD)

Resultado de imagen de antonio puerta final uefa

Afortunadamente he tenido la suerte de vivir la etapa más gloriosa del Sevilla,de ganar títulos,ver pasar a grandes jugadores de la talla de Alves,Kanoute,Rakitic,Renato..
Cómo olvidar aquel 9 de Mayo del 2006,recuerdo cómo se notaba días antes que el Sevilla FC jugaba su primera final europea,en mi casa se notaba la ilusión,tenía 6 años,y ese día preparé desde por la mañana mi casa con bufandas,banderas,camisetas..
El tiempo pasaba muy lento y los nervios se apoderaban de mí,mi padre,que había pasado por momentos malos junto a “su” Sevilla, tenía más ilusión que nunca,cosa que me fue transmitiendo a mi
Llegó la hora del partido,nunca había sentido nada igual,me di cuenta de lo que nos jugábamos,y tras el saque inicial,mi padre y yo nos santiguamos,cosa que se convertiría en tradición en futuras finales
Siempre recordaré ese cabezazo de Luis Fabiano en la primera parte: yo veía la final más de cara que nunca,a lo que mi padre me respondía que todavía quedaba mucho partido...
Sufrimos mucho,el segundo gol se hacía de rogar y el miedo empezaba  a entrar cuando pensabas que podían marcar,pero entonces… Maresca marcaba el 2-0 para encarrilar la final,y más tarde marcaría el 3-0.
La final era nuestra,nadie nos la iba a quitar: mientras que esperábamos impacientes al pitido final,caía el 4-0 obra de Kanoute.
Éramos Campeones de Europa: recuerdo que me quedé en mi casa a ver a Javi Navarro levantar el título,cosa que nunca me he perdido en estos 8 títulos, y rápidamente bajar con mi padre y amigos a celebrar este título, en una larga noche en la que perdí mi voz y en la que “cantó mi corazón” como dice aquel cántico de Biris…
Vinieron muchos títulos más,pero el primero siempre es especial,jamas lo olvidare,fue el título que cambió nuestra historia completamente.
Y como olvidarse del gran Antonio Puerta,el responsable de todo lo que le ha pasado al sevilla con su gol al Schalke en el minuto 100 en el año 100 de la historia del Sevilla,el que cambió nuestra historia


lunes, 18 de mayo de 2015

De la imagen al relato

Resultado de imagen de manos volando hacia las constelaciones joan miro

Una mancha de pintura (Emilio Barbosa. 2ºB)
Una mancha de pintura estropeó el lienzo inmaculado. Vaya despiste... Encima chorreaba, haciendo más patético aún mi descuido. 
A pesar de mi edad, la pereza y las enormes dimensiones del cuadro, decidí intentar arreglarlo. 
Una mancha amarilla, otra gris, manos negras, algunas pinceladas sueltas... No quedó mal. 
Le puse título: "Manos volando hacia las constelaciones". 
Lo doné al museo que lleva mi nombre. Y a otra cosa, mariposa.

Firmado: Joan Miró.

domingo, 17 de mayo de 2015

Lecturas de Laura Morillo (3ºD)

Día del libro en el IES Chaves Nogales: MOMO

El pasado día 6 de mayo celebramos el Día del libro. Entre las actividades propuestas, teníamos que traer un libro que nos hubiera gustado especialmente.

Yo he escogido mi libro sencillamente porque es de mis favoritos. Tanto que, si soy sincera, no me acuerdo muy bien de qué va. Aunque supongo que debió de ser muy bueno si al llegar a la estantería es el que he escogido. Recuerdo que me lo regaló mi tía, por mi octavo cumpleaños. Así que quizás sea un libro poco acorde con la edad que tengo ahora. Pero qué más da, si es de Michael Ende y es bonito. Porque es bonito. Aunque sólo recuerde que va del tiempo. Y de lo que realmente vale la pena.

Mi adoración hacia Michael Ende comenzó cuando leí La historia interminable: después no paraba de buscar más libros del mismo autor. Y, de tanto buscar el libro, al final me llegó. Me llegó como llegan las buenas noticias. No sé, quizás él también me buscaba y simplemente fue más rápido.

Lo que mejor recuerdo de Momo es lo que viví mientras lo leía. El mundo real que transcurría paralelo al libro. Las páginas que pasaban paralelas a una historia, que pronto cruzó en perpendicular y de lleno con la mía propia. Porque si te acuerdas de lo que pasaba mientras leías un libro es porque te acordabas del libro mientras te pasaba. Y este libro va acompañado de momentos: de un viaje, de una huida, de una anticipada despedida que no se presentó como tal, de un bungaló, de sueños posteriores. Y, sobre todo, Momo va de la mano del último disco que había salido de Coldplay en ese momento.

Y quizás eso sea lo mejor de los libros. Que cuando lo mire no haga falta que me acuerde de qué va para saber que ha sido de los mejores que he leído. Con acordarme de lo que pasaba mientras lo leía, quizás sea suficiente. Con recordar lo que sentía seguramente sea suficiente. Un libro del que, si digo la verdad, sólo recuerdo que la tortuga de la chica se llama Casiopea, y que trata de las cosas que de verdad valen la pena, de la forma en la que invertimos un tiempo.
Porque, sí, leyendo este libro aprendí lo que de verdad vale la pena.
Pero no entre sus páginas, no gracias a él.
Con él bajo el brazo, y aprendiendo conmigo.



Las dos caras de la lectura 

Hay mil y una formas de arruinar la lectura. Y también hay mil y una formas de fomentarla. Para mí la mejor forma para hacer leer a alguien es juntarlo con un lector. Aunque esto sólo sucede con las lecturas actuales. 
Las lecturas antiguas dan la sensación de ser aburridas. No las entendemos, nos hablan de temas que a simple vista nos aburren, nos meten historia, y, sobretodo, problemas mucho más lejos de nuestra realidad. Da igual si el protagonista no tiene nada que ver contigo, o si el libro está ambientado en un país paralelo. No nos gusta El Cantar de Mío Cid, aparte de por lo inentedible y tedioso que es, también porque no nos interesa conquistar tierras y conseguir el perdón del rey. Hay demasiados libros actuales con protagonistas rebeldes, alguien que sigue tan a rajatabla lo que le ordenan está tan fuera de lugar como el vocabulario usado en el Cid. 
Aún así, mantengo que obligar la lectura de un libro, no hace más que quitar las ganas de leerlo y aplazar cada vez más su lectura. Además de fastidiarle la posibilidad de descubrir el mundo de los libros que lees porque te apetece, porque te lo han recomendado o porque tus amigos te han hablado tanto de él que para no quedarte rezagado y/o apartado de la conversación, decides leerlo, para poder unirte. Aunque siempre que pasa ésto llega un estúpido y te cuenta quién muere en el último libro de la saga, aunque no puedes culparlo. En realidad un spoiler es una gran prueba de fuego al lector. Dónde se ve qué libro de verdad interesa (tan es así que las muertes de libros que más me han afligido, eran justo las que ya sabía). 
Cuando lees un libro coñazo, no te enfada el spoiler, al revés, agradecido, ya sabes lo que pasa en un capítulo que no pensabas leerte.
Aunque, si hay que leer obligatoriamente, mejor empezar por lo que no gusta. Estoy a favor del órden cronológico seguido en las materias con historia, ya que así empezamos por lo malo, pero con la ilusión de que antes se dé, antes vendrán cosas más actuales, problemas que nos recuerden a los nuestros y personajes con los que identificarnos.
(artículo incluido en el periódico del Chaves Nogales)


La ladrona de libros, de Markus Zusak

’La ladrona de libros’’ está ambientado en la Alemania nazi. La protagonista, que se llama Liesel, cuando tiene 11 años pierde a su hermano. La madre la envía a vivir con dos alemanes por un motivo que todavía no han desvelado en el libro. En el entierro de su hermano, al aprendiz de sepultador se le cayó un libro, y Liesel lo recogió.

 Sus nuevos padres se llaman Hans y Rosa Hubermann. Rosa lava y plancha a domicilio, mientras Hans toca el acordeón y pinta casas. Rosa es dura con ella, pero Hans no. De hecho, es Hans quien le enseña a leer. Cuando Liesel se despierta de las pesadillas que tiene (normalmente sobre su hermano), acude a Hans, y juntos bajan al sótano a leer. Poco a poco, Liesel aprende a leer.

 Liesel vuelve a robar un libro el día del cumpleaños de Hitler; lo roba de entre los escombros de una fogata que se hizo con cosas de judíos, por lo que lo coge con cuidado de que nadie le vea.

 Liesel se hace amiga de gente del barrio y poco a poco se acopla a su nueva vida. Su mejor amigo se llama Rudy. Rudy le acompaña incluso cuando la madre de Liesel le pide a ella que vaya a las casa a lavar la colada.

 Una de las veces que va a la casa del alcalde, le abre la mujer del mismo, y le invita a pasar. Le enseña una habitación llena de libros, lo que impresiona a Liesel realmente. Esto pasa en repetidas ocasiones.

 Hay una parte del libro donde hace un gran flashback donde cuenta la historia de Hans en la Primera Guerra Mundial, donde hace un amigo al que le dice que le debe un gran favor, ya que le salvó la vida. Ese favor llega cuando empieza la Segunda Guerra Mundial, ya que su amigo pertenecía a una familia judía, y el hijo del hombre (el cual murió) necesitaba una casa donde esconderse.

 Al principio el hombre y Liesel no hablaban y tenían una relación distante. Después descubren que tienen en común las pesadillas, y a raíz de eso establecen una bonita amistad.

Sin duda, lo mejor del libro es que está narrado por la misma muerte. También es destacable lo bien escrito que está y la enorme cantidad de adjetivos que usa. SÍ que es cierto que personalmente no me ha enganchado demasiado, y que no es un libro que me haya dado ganas de seguir y seguir leyendo, ya que a veces expresa las cosas dándoles varias vueltas, lo cual es precioso aunque a veces se puede hacer un poco pesado. También es un libro con personajes con mil y un detalles. Yo destacaría a Hans, al que describe en numerosas ocasiones como el de la voz de plata líquida, por como ayuda a Liesel y como tiene que luchar contra sus propios ideales. Y Max es realmente maravilloso, un humano que teme a los humanos, que se fascina al topar con una familia con una humanidad extrema. 

viernes, 15 de mayo de 2015

Nuevos Tratados del Lazarillo

Una de los proyectos de 3º de ESO consistía en escribir un Nuevo Tratado de El Lazarillo, tomando como base el clásico de nuestra literatura y la información y materiales recopilados por Nacho Gallardo aquí.

A continuación os ofrecemos algunas adaptaciones de la picaresca (vocacional o forzada) a la época actual:

Un pícaro en la telebasura (Sandra Mora. 3ºD)
Lázaro es un hombre de unos 30 años al que le ha ido muy mal en la vida, pero un día su suerte cambió.
Empezó a trabajar como limpiador en la Universidad de Sevilla, pero al cabo de los meses tuvo que abandonar ese trabajo porque abusaban de él y no le pagaban.
Estuvo una buena temporada sin trabajar y eso le llevó a vivir en la calle y solo tenía un trozo de pan la día para comer.
Un día se le acercó una mujer mayor ofreciéndole trabajar en su casa como criado y Lázaro aceptó, Trabajaba noche y día sin poder descansar y solo comía las sobras que dejaba la mujer. Una tarde mientras limpiaba el salón vio en la tele un anuncio para apuntarse a Gran Hermano, Lázaro ni se lo pensó dos veces, cogió el teléfono de la mujer sin que lo viera y llamó.
A los pocos días recibió una carta donde ponía que lo habían aceptado. Lázaro se lo dijo a la mujer, abandonó el trabajo y se dirigió a Madrid para entrar en el programa.
Primero tuvo que pasar un casting de imagen, aunque Lázaro no era muy guapo lo escogieron porque las historias que contaba eran interesantes.
A los pocos días por fin entró en la casa junto a sus nuevos compañeros. Lázaro estaba flipando  con la casa que era bastante grande y porque había cámaras por todos los lados.
Aunque no lo parezca, Lázaro ganó el concurso y consiguió bastante dinero para poder recuperar todas sus cosas.
En ese momento su vida cambió radicalmente. Iba a platós de televisión para hablar sobre el programa y ganar más dinero.
Pudo comprarse una buena casa y aunque parezca mentira, se hecho novia.
Al cabo del tiempo se casó, tuvo hijos y consiguió un buen trabajo.
* Con esta historia quiero deciros que no os rindáis por muy mal que os vaya, que todo se consigue en esta vida y que nada es imposible.

De lo que acaesció a Lázaro cuando se fue con un famoso futbolista bético (Álvaro Gómez. 3ºD)
 Lázaro dispuesto a buscarse la vida de nuevo, salió a buscar otro oficio para poder ganarse la vida por malo que fuese.
Oyó hablar de un futbolista llamado Rubén Castro que buscaba a un utillero personal, que le llevase las botellas y estuviese con él en todo momento durante su entrenamiento.
Lázaro dispuesto a todo contacto con Rubén desesperado por conseguir algo de aquel oficio.
Estuvieron hablando de cómo sería su trabajo y Rubén le dijo que tenía que estar con el en todo momento no sólo en el entrenamiento para sorpresa de Lázaro, tenía que estar con él todo el día y viviría con él como interno en su casa.
Cobraría cinco euros al mes y trabajaría todos los días. Lázaro aceptó ya que no tenía nada que perder… Y necesitaba ese dinero para comer.
Empezó al día siguiente, se presentó en su casa a las 7 de la mañana y  fueron al campo a entrenar en esa ocasión Lázaro le hizo de chofer. Cuando llegaron Lázaro se encargaba de recoger los balones traerle agua y secarle el sudor. Después en su casa hacía de mayordomo y también limpiaba la casa.
Así siguió durante un mes entero hasta la hora de cobrar que bueno… No cobró Lázaro fue a preguntarle a su amo porque no le daba su dinero y vio como lo escondía debajo de su edredón del Betis.
Lázaro tuvo la brillante idea de esperar a que Rubén fuera al baño ya que siempre iba a la misma hora.
Llegada dicha hora se dispuso a cobrar su dinero, cuándo estaba allí la avaricia le pudo y se llevó cien euros.
Después de transcurrir el día normal, por la noche Rubén fue a su cama y se di cuenta de que faltaba dinero ya que notaba que el edredón estaba como más vacío; fue corriendo a por Lázaro el ya dormido, y fue despertado con tal susto por Rubén que casi le da un infarto.
Lázaro con el dinero en los bolsillos fue descubierto por Rubén y se llevó una brutal paliza.
Transcurrieron los días normales y se le ocurrió la idea de cómo conseguir el dinero que quisiera.
Repitió la misma operación que la última vez pero luego sustituyó los billetes por láminas recortadas con el mismo tamaño por lo que Rubén al irse a dormir no se percató de que le faltaban billetes.
Lázaro pudo seguir haciendo esto durante un par de semanas las cuáles comió como un rey, hasta que se quedó sin trabajo porque fue descubierto de nuevo y expulsado de oficio con una brutal paliza que le partió varios huesos.

Lázaro entra en el sector servicios (Adrián Castillo. 3ºD)
Mi nuevo amo fue un experto hostelero al que yo ayudaba preparando café.
Un día tuve el honor de prepararle un café a una alta personalidad de la moda. Como en ese momento mi amo no estaba me puse a charlar con esta persona, algo que mi amo me tenía prohibido. Charlando con ella, porque era una mujer, me estaba contando lo mal que la trataba la vida. Yo intentaba animarla pero veía que todo esfuerzo era en vano. Cuando me iba a pagar el café, a la hora de darme el dinero, me dio también una servilleta. Extrañado,  abrí la servilleta cuando ella ya se había ido, era su numero de teléfono. Pasaron un par de días hasta que tuve el valor de llamarla. Cuando la llame noté que estaba muy contenta al oír mi voz, me dijo que tenía ganas de verme así que vino a la cafetería donde trabajo de nuevo. Cuando llegó el día ella entró por la puerta y esperaba que yo la saludara con una sonrisa, pero hoy sí estaba mi amo así que no podía tener relación con los clientes. Ella estaba extrañada en que en toda la tarde no le dirigiera la palabra, así que se fue enfadada. La  estuve llamando un par de días pero no me cogía el teléfono, era normal. Un día vino a la cafetería a tomar un café como tantas tardes había hecho. En ese momento mi amo no estaba así que me puse a charlar con ella y me puse a contarle todo lo que me pasaba.
Al escuchar mis palabras ella no daba crédito, decía que en la época en la que estábamos no debería haber amos. Yo no comprendía eso ya que desde siempre he estado con mi amo y me ha enseñado como es la vida, ella me contaba como veía la vida desde su punto de vista y la verdad no podía estar creyendo lo que escuchaba ya que creía que no existía ese tipo de vida.
Después de tener esa charla con ella me armé de valor y hablé con mi amo. Mi amo no daba crédito con lo que estaba escuchando y el decía que si esa era la forma que yo le pagaba todos los años en los que él me estaba cuidando. Mi amo decía que esa mujer no me convenía que tenía otro estatus y que no iba a encajar en su vida. Después de oír eso estuve un par de días pensando y volví a llamar a esta chica. Esta vez quedamos ella y yo solos y le estuve comentando que había hablado con mi amo y le dije todo lo que me había comentado. Ella en ese momento se me declaró porque hacía tiempo que nadie le trataba tan bien y le hacía feliz. Yo estaba anonadado ya que jamás me había pasado una cosa así. Ella me decía que siempre le habían tratado mal porque, al ser una famosa, la gente la quería por su dinero pero yo no era esa clase de persona. Yo quería estar con ella así que al día siguiente cuando fui con mi amo se lo conté todo para que me entendiera. Mi amo no lo comprendía así que no me deba su aprobación y no quería que la volviera a ver. Por una vez en la vida no le hice caso así que al día siguiente no volví a la cafetería y ese momento fue la ultima vez que ví a mi amo.


Este último relato, en cambio, es un Nuevo Tratado de El Lazarillo, en un contexto similar al de la obra original aunque con alguna excepción, tomada a raíz de la actividad de Creatividad Literaria "Encuentros imposibles".

Cuando Lázaro (o uno de sus descendientes) sirvió a Lope de Vega
(Ángel Montaner y Fernando Murillo. 3ºD)
Se me ha olvidado contar la historia de uno de mis amos ante de ser pregonero de la ciudad de Toledo.
Después de estar con el ciego estuve deambulando por las calles de  Toledo.Hasta que un día me encontré en una taberna  con un poeta muy conocido en la zona, Lope de Vega. Los dos estuvimos hablando durante horas, al final el me contrató como su sirviente.
Al llegar a la casa del poeta me asombre de sus grandes riquezas, sus suculentas habitaciones y sus enormes jardines. Lope me enseñó las tareas de la casa.En la casa también servían María “ama de llaves” y Noelia “la doncella”. Esa noche dormí con la esperanza de haber encontrado por fin un amo digno.
Al día siguiente ya empecé con mi trabajo, primero acompañe a mi amo al mercado donde compró algunos artículos de lujo, artículos de lujo que tuve que llevar a cuestas durante todo el camino que me produjo graves lesiones en la espalda, y lo peor es que no me dejaban descansar estaba casi todo el día trabajando de arriba a bajo.
Solo me daban de comer pan con agua, pero yo me las ingeniaba para llenar el estómago de comida.De pronto me di cuenta que este amo se parecía mucho a los otros.
En uno de los paseos que hacía con Lope me di cuenta que los poemas que escribía no eran suyos sino que eran encargados a un monje de los montes de Toledo.En uno de los recitales de poemas en los cuales mi amo leía “sus poemas” una de las espectadoras le preguntó al poeta.
-¿De dónde sacáis la inspiración para estos poemas?
-Mi señora son las musas quienes me inspiran.
Ante tal mentira, respondí con ironía:
-O inspiración religiosa.
Mi amo me miró con cara de orgullo y al llegar a casa me dio tal paliza que estuve convaleciente más de tres días.
Por las noches mi amo me mandaba a la casa de un rico comerciante de la zona, mi labor era hacer llegar unas cartas a la hija del comerciante.
Una de esas noches los guardias personales del comerciante me dieron una paliza al pillarme en el jardín entregando una carta.
Para poder librarme de mi tacaño amo le convencí para que creyera que su amada le esperaba esa noche en el jardín de su casa. Lope muy ilusionado  se vistió con sus mejores galas y se dirigió al jardín, cuando él se quedó mirando al balcón de su amada, yo para obrar mi pequeña venganza llame a los guardias del comerciante avisandoles de que había un ladrón en el jardín sin pensarlo los guardias se dirigieron al jardín y le pegaron  una paliza a Lope.
Y así terminó nuestra historia

jueves, 14 de mayo de 2015

Parodias

La Celestina en 30 segundos (Adrián Castillo, Pablo Martín y Gonzalo Pérez, de 3ºD)






Parodia de D. Quijote de la Mancha (Celestino García. 2ºF)


Resulta ser un nota "to" canijo que, de tanto leer libros de caballería, se le fue la perola y andaba por los campos y pueblos vestido de caballero, montado en un caballo casi más canijo que él y al que, encima, había puesto el ridículo nombre de Rocinante. Él decía llamarse Don Quijote de la Mancha aunque le acabaron llamando "El Caballero de la Triste Figura". Le acompañaba un gordo glotón, montado en un borrico, al que lo que más le gustaba era la bota de vino. Los chalaos estos solo sabían correr aventuras de todo tipo y meterse en toda clase de líos, como pelear con molinos de viento pensado que eran gigantes o liberando a presos. Además, el prota estaba loquito por los huesos de Dulcinea del Toboso, una campesina que era un orco y que él veía como una princesa. Pero claro, siempre se ha dicho que el amor es ciego...



Parodia de Superman (Óscar Borrallo, 2ºB)



Clark no era un niño normal. Tenía superpoderes por su ascendencia kriptoniana. Podía volar y tenía superfuerza, por eso era el que más ligaba en su escuela. Cuando se hizo mayor y se propuso buscar trabajo, lo admitieron en el periódico como fotógrafo. Allí conoció a una reportera que, al conocer su procedencia le facilitó información sobre una nave kriptoniana, y decidió ir a explorar.

Cuando estuvo dentro de la nave encontró una lista de la compra con la letra de su padre biológico, por lo que salió corriendo para que no le regañara por haberse escapado a la Tierra. Finalmente se encontró a su padre en la puerta de la nave. Éste, para su sorpresa, se alegró de verlo más que nada por el hecho de que no le apetecía hacer la compra que le había encargado su esposa. Tenía que ir a por Vibranium, porque lo necesitaba para construir un guantelete holográfico. Clark sabía que el distinguido Capitán América tenía un escudo fabricado con el Vibranium que necesitaba.

Cuando Clark lo visitó, el anfitrión se mostró molesto porque su escudo era el mejor espejo en el que se había mirado y no había más en la Tierra. Por eso Clark le retó a una batalla con toallas mojadas. El ganador se llevaría el escudo. Él aceptó porque no conocía el secreto de Clark. Su toalla era de Krypton y al contacto con la atmósfera se volvía más dura de lo normal. Aquella épica batalla acabó con una victoria aplastante de Clark, que desde ese momento se llamaría Superman por su proeza. Cuando llevó el trofeo a su padre le dio la enhorabuena, aunque ya no hacia falta porque habìa comprado Vibranium a un tal Ultrón.

En la nave también estaba Zod, un kryptoniano amigo de su padre al que le habían encomendado la función de conquistar la Tierra con una máquina planetaria. Superman intentó convencerle de lo contrario, porque se había enamorado de la periodista que le había guiado a su familia. Zod se negó y empezaron a pelearse hasta que Superman lo agarró por el grueso cuello que tenía hasta ahogarlo. Al final no invadieron la Tierra y fueron camino a Krypton con música a tanto volumen que se hubiera enterado incluso el deprimido Capitán América.


GLADIEITOR (Parodia de Gladiator, por Emilio Barbosa, de 2ºB)


Resultado de imagen de CARICATURA GLADIATOR

Máximo Décimo Meridio, es un soldado romano de la II guerra marcómana. Es un borracho y un mujeriego, lo que le imposibilita para su labor en el ejército. Una noche, antes de una batalla cerca de Vindobona, se bebe un barril entero de vino que había robado del deposito de la legión. Se queda dormido, y se despierta justo después de haber acabado la batalla, por lo que lo expulsan del ejército por borracho, desertor y ladrón. Al llegar a Roma, su mujer lo deja harta de su conducta, y poco después, ella conoce al recién nombrado emperador Cómodo y se casa con él.
Máximo está furioso y se quiere vengar de su mujer y del propio emperador. Para eso, incendia el templo de Baco, pero solo sale una pequeña llamita de la cortina a la que ha prendido fuego, se arrepiente de lo que ha intentado hacer e intenta apagarlo echándole agua, pero resulta que era vino y el templo arde entero.
Es detenido y mandado a galeras. Pero al año es vendido como esclavo y comprado por Próximo un ex-gladiador que vive en Grecia. Éste le entrena para ser gladiador, pero como es tan patoso al final lo deja a su suerte en el Coliseo. Allí, Máximo se apunta a la FLAG (Frente Libertad a los Gladiadores). Una facción cuyo supuesto objetivo es lograr que los gladiadores consigan la libertad. Al entrar en ella, Máximo se sorprende de la poca gente que hay en la facción, ya que no llegan a 10. En realidad es una treta que inventaron 2 o 3 gladiadores expertos que quieren la libertad como sea y hacen siempre lo mismo: le dicen a los cuatro tontos que se apuntan, que van a tirar las armas en símbolo de rebelión, y en la arena, cuando los últimos tiran las espadas, los gladiadores viejos aprovechan para matarlos.
Máximo intenta salir al Coliseo 3 veces a luchar, pero la primera vez se da con un tablón de madera que había en la puerta que daba al pasillo, la segunda vez se tropieza con una roca que había en el pasillo de salida a la arena y se cae en un pis de un león de una pelea anterior. La 3ª vez sale corriendo y se da de bruces con la reja que sale a la pista. En las 3 veces se da en la cabeza. Por fin, consigue llegar a la arena, con la misma promesa que dicen los fundadores de la FLAG. Al llegar, Máximo no tira la espada, sino que se pone a darle vueltas al coso como un loco y hacer tonterías. Se le resbala la espada y mata al otro gladiador. Antes de entrar en las dependencias para los gladiadores es vitoreado. Es expulsado de la FLAG, y parece que va a ser asesinado por los otros gladiadores, pero se ha corrido la voz del ''gladiador payaso'', así que Cómodo pide su extradición a Roma.
Días después, Cómodo y su mujer van al Coliseo a ver a Máximo. La velada transcurre de manera normal hasta la salida de Máximo, que repite su ''actuación''. El emperador, que en aquel momento estaba comiendo, al reírse, se atraganta y muere ahogado. Al acabar su actuación, su ex-mujer le pide volver a casarse a cambio de su libertad. Él acepta y le dan la libertad. Ella baja al ruedo para besarle pero, al bajar las escaleras, se tropieza, se cae, se da un golpe en la cabeza y muere. Él, ya libre, se convierte en emperador, ya que el emperador, justo antes de morir le nombró su sucesor. Pero a los tres meses de gobierno, muere envenenado por el hijo de Cómodo. Y finalmente este último se convierte en emperador.


Parodia Película Gravity (Lorena Monfort, 2ºF)


La protagonista viaja al espacio con dos astronautas. Cuando están en la nave, unos asteroides chocan contra ella y a uno de los astronautas le alcanza, matándolo.

Al intentar arreglar la nave desde fuera, a la chica se le suelta el arnés y sale volando por el espacio. Colisiona con uno de los asteroides y comienza a dar vueltas. Mareada, vomita dentro del casco lo que le impide ver dónde está, dando manotazos al aire.

El astronauta superviviente sale de la nave a rescatar a su compañera.

Ésta, como no ve nada, mueve los brazos con tan mala suerte que empuja aún más lejos al astronauta, que choca contra la nave con gran violencia. A ciegas la compañera, consigue llegar a él.

El astronauta, malherido en un brazo, se da cuenta de que el combustible de sus propulsores se les está acabando y luchan desesperadamente por llegar a una estación espacial abandonada y conseguir algún módulo que los devuelva a la Tierra. Sin embargo, cuando están en la puerta de la estación para entrar y después de que la astronauta se de cabezazos contra el marco de la misma, el compañero empuja a la chica hacia dentro de una patada. Pero, mala suerte, sale despedido hacia atrás y se pierde en el espacio.

Ya dentro de la base, la astronauta consigue quitarse el casco y limpiarlo. Recarga de combustible sus propulsores y localiza en los mapas la existencia de una nave antigua que podría funcionar.

Se coloca el casco pero el mal olor del mismo le impide darse cuenta del exterior y al salir, choca contra algo blanco...¡su compañero!. Quitándoselo de encima como puede, activa sus propulsores dirigiéndolos hacia la nave abandonada (sin darse cuenta que lleva arrastrando a su espalda a su compañero enganchado). El oxígeno del traje se agota.

Alcanza la nave, penetra en ella y al cerrar la puerta, algo se lo impide:¡la mano de su compañero!. No hay tiempo que perder así que decide cortarle la mano.

Después de varios intentos de encendido, los motores fallan. Desesperada y sin ánimos para seguir luchando, decide cerrar los ojos y consumir el poco oxígeno que le queda. De repente, algo choca contra el cristal de la nave: ¡su compañero sin mano! Aterrada y del susto, golpea el cristal y empieza a dar patadas. Una de ellas vuelve a darle al encendido y se activa el circuito eléctrico de toda la nave.
Rápidamente, gobierna los mandos y la dirige hacia la Tierra. 


Parodia de la escena de Star Wars V (El Imperio contraataca): 
"Yo soy tu padre" (Francisco Javier Cavero. 2ºB)


La lucha se traslada hasta un corredor alrededor del cual solo hay un agujero sin fondo.

Darth Vader (Admirado mientras pelea) "Impresionante... ¡Muy impresionante! Controlas tu miedo, Obi-Wan te ha instruido bien..."


Darth Vader le corta la mano derecha y cae junto con su espada por el foso.


Luke Skywalker: "Ahhhhh."


Darth Vader: "No hay escapatoria, no me obligues a destruirte. Luke todavía no te has dado cuenta de tu importancia solo has empezado a descubrir tu poder, únete a mí y yo completaré tu entrenamiento, combinando nuestras fuerzas podemos acabar con esta guerra y poner orden en la galaxia."
Luke Skywalker: (Decidido) "Jamás me uniré a ti."
Darth Vader: "Si conocieras el poder del reverso tenebroso. Obi-Wan no te dijo lo que le pasó a tu padre."
Luke Skywalker: "Me dijo lo suficiente. Dijo que tú le mataste."
Darth Vader: "No. Yo soy tu padre..."
Luke Skywalker: (Gritando) "No, ¡eso no es verdad! ¡Es imposible!."
Darth Vader: "Examina tus sentimientos, sabes que es verdad."
Luke Skywalker: (Enojado)  “Y eso de que me sirve. Yo quiero la prueba de ADN.
Darth Vader: (Confuso) “Resulta que no tengo.”
Luke Skywalker: (Eufórico) “Entonces es mentira.”
Darth Vader: “Pregunta a tu madre. Verás lo que te dice.”
Luke Skywalker: (Sarcástico)  “Si viviese.”
Darth Vader: (Aparte) “Es verdad, yo la maté. Que tiempos aquellos”
Luke Skywalker: (Horrorizado) “¿Qué hicistes que…?”
Darth Vader: (Confundido) “N..Nada.”
Luke Skywalker: “Si no tienes nada más que decirme me marcho.”
Darth Vader: “¡NO! Te irás cuando me creas.”
Luke Skywalker: “Está bien. Quítate la máscara para que pueda ver si te pareces.”
Darth Vader: “Vale.”
Se quita la máscara y Luke puede ver a  una persona calva y con cicatrices muy fea.
Luke Skywalker: (Repugnado)  “Pff, que feo.”
Al estar sin máscara Darth Vader se asfixia.
Darth Vader: “Ahhhhgggg”
Luke Skywalker: (Extrañado) “¿Te estás ahogando?”
Darth Vader: “Ahhhhgggg”
Darth Vader muere asfixiado y cae por el agujero.
Luke Skywalker: "¡Nooooooo! ¡Nooo!..."
Luke coge la espada de su padre.
Luke Skywalker: (Aparte) “Uff. Pensé que la perdía.”
Luke se marcha por donde había venido silbando alegremente la melodía de Supermán y con su nueva espada láser colgada al cinto.



Parodia de Big Fish (Víctor Bernal. 2ºF)


Es una película, en la que un viejo solitario y aburrido, cuenta historias de su vida, su hijo un periodista un poco creído y tonto, piensa desde siempre que su padre tiene un grave problema que provoca que diga cosas de su vida demasiado fantasiosas, un día vuelve a la casa de los padres, porque el padre está en las últimas, así que intenta aguantar el tiempo sin escuchar las tonterías que pueda contar, pero no puede evitarlo y decide buscar un psicólogo para contarle lo que le ocurre, hasta que en ese momento le cuentan que su padre está en el hospital muriéndose, el hijo va rápido para el hospital, hasta que lo ve, y el  le pide casi muriéndose que le cuente una historia inventada por él, para poder morirse tranquilo, el hijo acepta, y acaba asumiendo que el padre acabó muriendo como siempre quiso,  con una falsa historia.

Si te gustan los hijos tontos y visitar al psicólogo de vez en cuando para entrar en razón y/o pasar el rato, entonces te recomiendo esta película.